LA MAÑANA: Una moneda para lahistoria